Monthly Archives:

agosto 2018

Mermeladas/Compotas

Compota de manzana

Si te sobran manzanas y no sabes qué hacer con ellas, te damos la solucción.

Postre rápido, económico y está delicioso.

Hemos utilizado muy pocos ingredientes, por supuesto las manzanas y pocos más.

¿Me queréis acompañar a la cocina?

Vamos, poneros el mandil, que esto lo hacemos en un momento 😉

 

Ingredientes: (para 4 tarros).

  • 10 manzanas medianas tipo golden.
  • El zumo de medio limón.
  • 1 cucharada de azúcar (opcional)
  • 1 rama de canela grande.
  • 1 taza de agua

Tiempo: 30 minutos.

Dificultad: baja.

Preparación:

Pelamos (opcional) y descorazonamos las manzanas (les quitamos las pepitas).

Ponemos una cazuela al fuego con agua, añadimos las manzanas cortadas en trozos.

Agregamos el zumo de limón y si os apetece, una cucharada de azúcar (opcional).

Dejamos cocer a fuego muy bajo durante 30 minutos.

Metemos en tarritos y dejamos enfriar en la nevera.

Nos ha quedado riquísima, con sabor a limón y canela.

Sugerencia:

Si queréis hacer conserva para mucho tiempo, tenéis que hervir en agua los tarros vacíos para esterilizarlos.

Metéis la compota, tapáis bien, ponéis los tarros boca abajo y así se hará el vacio y se os conservará mucho más tiempo si queréis hacer más cantidad.

 

 

www.facebook.com/paladealo

Helados

Helado de plátano y cerezas

No hay nada tan rico como un helado casero hecho con frutas. Buenísimo para los niños, ya que no lleva, ni grasas ni ningún conservante ni colorante, solo se hace con frutas y leche.

Y si hace mucho calor, apetece muchísimo más! 😋

¿Os apetece probarlo?

Tenemos en casa plátanos y cerezas, me acompañáis a la cocina?

Ingredientes: (2 personas).

  • 1 plátano grande.
  • 1 tarrito de cerezas confitadas.
  • Media taza de leche entera.
  • 1 cucharadita de azúcar.

Tiempo: 30 minutos.

Dificultad: baja.

Preparación:

Meter con anterioridad, el plátano y las cerezas en el congelador, y la leche en la nevera para que esté bien fría.

Cuando lo vayamos a hacer, lo sacamos 5 minutos antes para poder pelar el plátano.

Ponemos en el vaso de la batidora todos los ingredientes, batimos todo, lo ponemos en copas y adornamos con cerezas y hojas de menta.

Podemos tomarlo al momento.

¡Delicioso!

Sugerencia:

Podemos hacerlo con cualquier otra fruta, fresas, arándanos, kiwis, etc.

Nosotros le hemos puesto azúcar, si no queréis que quede tan dulce, la podéis suprimir. Si os sobra, mejor no congelarlo, es mejor hacerlo en el momento de consumirlo.

www.facebook.com/paladealo

mermeladas

Mermelada de tomate

Hoy hemos ido a recolectar a la huerta,

los tomates crecen a una velocidad asombrosa, y algo hay que hacer con ellos antes de que se vayan a estropear.

¿Habéis hecho alguna vez mermelada de tomate? Está riquísima.

Hoy os voy a enseñar como se hace, es muy fácil y ya veréis lo rica que nos va a quedar.

¿Nos vamos a la cocina?

Ingredientes:

  • 500 gr. de tomates cherry, la variedad es cereza naranja.
  • 250 gr. de azúcar (se puede mezclar blanca y moreno).
  • El zumo de medio limón.

Tiempo: 120 minutos.

Dificultad: baja

Preparación:

Se cuecen los tomates hasta que se empiecen a abrir un poco para quitarles la piel.
Se pasan por agua fría y se pelan.
Hay quien quita las semillas pero nosotros hemos optado por dejarlas porque no queremos desperdiciar nada 🙂
Una vez pelados se ponen en la cazuela con el azúcar,
se remueve y se deja macerando durante una hora para que los tomates vayan soltando agua.
Esta variedad de tomate es muy dulce, hay que tenerlo en cuenta para no pasarse con el azúcar y que no nos quede demasiado dulce.
Se le echa el zumo de medio limón.
Se pone a fuego fuerte durante 10 minutos.
Después se baja a fuego lento y se deja una media hora más.
Hay que ir removiendo cada poco tiempo para que no se nos peque en la cazuela.
Hay que quitarlo del fuego cuando aún esté con líquido, ya que cuando se enfríe va a quedarse más sólido.
Ya tenemos la mermelada hecha.
La variedad de tomate le da un aspecto muy parecido a la del melocotón, no sólo en el color sino también en el sabor.
Son tomates de temporada, así que si tenéis excedentes como nosotros, podéis podéis embotarla para hacer conserva y tener reservas para el invierno :). Para conservarla, hervir los tarros de cristal, poner la mermelada hasta arriba del tarro y tapar. Cocer en abundante agua con la tapa hacia abajo. Dejar enfriar y ya podéis conservarlos durante mucho tiempo.
¡¡Mirad qué buenos!!
Si queréis hacer conserva de mucha cantidad, tendréis que meter en tarros y hacer el paso final al baño María, así se conservarán durante mucho tiempo.
www.facebook.com/paladealo