Categorías
Pan

Pan casero

Tenía muchas ganas de hacer pan en casa, nunca lo había hecho y me encanta.

Es una experiencia muy gratificante.

Cada vez hay menos sitios donde puedas encontrar un buen pan.

Hoy voy a hacer una receta muy básica para ver qué tal sale.

Si me sale bien, otro día me lanzaré con alguna más atrevida, por ejemplo  con masa madre, que así queda espectacular 😉

Hoy lo haré sencillito, para empezar prefiero no invertir mucho tiempo.

Os puedo adelantar que no me ha salido nada mal.

Ingredientes:

  • 525 gr. de harina de trigo o de trigo integral.
  • 25 gr. de levadura de panadería.
  • 300 ml. de agua templada.1 cucharadita de sal.
    Tiempo: 60 minutos: (Más el tiempo de fermentación).

    Dificultad: Fácil.

    Preparación:

    En un bol grande, colocamos la harina de trigo, hacemos un volcán, incorporamos la sal disuelta en un poco de agua, y mezclamos todo bien para que se reparta la sal.

    En una taza, ponemos el agua templada y la levadura de panadero, la movemos hasta que esté disuelta.

    La incorporamos al bol donde hemos puesto la harina y la sal, removemos y amasamos cuidadosamente.

    Espolvoreamos un poco de harina sobre la encimera o mesa de trabajo, ponemos la masa y vamos plegando unos 10 minutos más o menos.

    Hacemos una bola, pincelamos el bol grande con un poco de aceite y ponemos la masa encima.

    Tapamos con un paño limpio o con film y dejamos que fermente 2 horas, veremos como dobla su tamaño.

    Ahora vamos a poner la masa en la encimera, hacemos varios pliegues, si queréis que quede más fina, la estiramos con las manos.

Volvemos a plegar y hacemos una bola, eso si queréis hacer un pan redondo, si queréis hacerlo alargado o rectangular, le dais la forma que más os guste.

Podemos hacer infinidad de formas.

Lo ponemos en la bandeja del horno, le hacemos unos cortes, lo untamos con un poco de aceite y espolvoreamos con un poco de harina.

Volvemos a tapar durante 1 hora más, y volverá a doblar su tamaño.

Mientras, encendemos el horno a 200ºC y ponemos dentro un recipiente con agua para que desprenda vapor, o rociamos el horno con agua.

Ahora si vamos a introducir la fuente del horno con el pan, y a esperar!

Dejaremos que se cueza durante 50 o 60 minutos o hasta que esté dorado a vuestro gusto.

¡A mi me gusta bien doradito!

Dejamos que se enfríe y ya podemos utilizarlo para lo que queramos.



Hemos probado con varias formas.


Así nos ha quedado, con una pinta espectacular!

Nos haremos unas tostadas para el desayuno saludable.

Sugerencia:

Podemos añadir a la masa frutos secos, pasas, aceitunas, o lo que más os apetezca.

Podemos hacer rebanadas finas y utilizarlo para hacer TOSTAS.

Si queréis que quede más dorado, antes de meterlo al horno, pincelar por arriba con un poco de agua o un poco de aceite para que quede brillo.

www.facebook.com/paladealo

Por Paladéalo

Hola amigos. Me llamo Rocío y uno de mis placeres es cocinar. Tengo publicado un libro de recetas que se llama ¡A la mesa! Recetas sencillas, caseras de las de toda la vida, de abuelas, de madres, de esas que a todos nos gustan. Aquí iré editando y publicando mis recetas. Espero que sean de vuestro agrado. Gracias por acompañarme a la cocina 🤗