Categorías
Guisos

Patatas a la importancia con huevos rebozados

Este plato es especialmente importante para mi (valga la redundancia). El motivo es que fue el primer plato que cociné cuando me fui de casa de mis padres, ya ha llovido desde entonces, `pero aún lo recuerdo.

Piensas que te va a quedar fatal por ser el primero, pero no fue así. Señal de que apuntaba buenas maneras como cocinera, o lo que es más cierto… ¡que es una receta muy fácil!

Ingredientes (4 personas).

  • 3 patatas grandes ( y alargadas).
  • 2 huevos para batir.
  • Harina.
  • 3 huevos duros.
  • Aceite de oliva.
  • 1 diente de ajo.
  • Perejil.
  • 1 vaso de vino blanco.
  • 2 hojas de laurel.
  • Sal.
  • Agua.
  • Azafrán.
    Tiempo: 60 minutos.

    Dificultad: baja.

    Preparación

    Pela, lava y corta las patatas en rodajas gruesas y alargadas.

Después úntalas en harina y en huevo batido (rebozar).

Fríelas en una sartén con aceite de oliva que queden doradas por ambos lados. Pásalas a una cazuela y reservamos.

Sigue el mismo proceso con los huevos duros.

Córtalos por la mitad longitudinalmente y pásalos por harina y huevo.

Ten cuidado al freírlos por la parte de la clara porque pueden explotar y darte un buen susto, (solo se fríen por la parte de la yema). Cuando estén listos, se pasan a la cazuela junto con las patatas.

En la sartén donde has fríto previamente las patatas y los huevos se echa una cucharada de harina.

Remueve un poco y viértelo por encima de las patatas que están en la cazuela.

Cúbrelo todo con agua y añade un majado de ajo y perejil, sal, un vasito de vino blanco, un poco de azafrán y el laurel.

Déjalo cocinar durante 20 minutos hasta que las patatas estén hechas.

Para saber si están cocidas basta con pincharlas con un palito de pincho moruno.

Si la patata está blanda y el pincho sale sin problemas es que ya están en su punto.

Podemos añadir almejas o mejillones, están buenísimas!

Servimos con las almejas, que previamente habremos hervido con un poco de agua y sal.


También las podéis hacer con mejillones.

Recomiendo comprar un buen pan para acompañar a este plato y mojarlo en su salsa: por ejemplo, pan del que hacemos en casa.

 

Sugerencia:

Si te ha sobrado algo del huevo batido, puedes echarlo cuando estén cociendo las patatas.

¡No se puede desaprovechar nada! Así conseguirás un caldo más jugoso.

www.facebook.con/paladealo

Por Paladéalo

Hola amigos. Me llamo Rocío y uno de mis placeres es cocinar. Tengo publicado un libro de recetas que se llama ¡A la mesa! Recetas sencillas, caseras de las de toda la vida, de abuelas, de madres, de esas que a todos nos gustan. Aquí iré editando y publicando mis recetas. Espero que sean de vuestro agrado. Gracias por acompañarme a la cocina 🤗