Categorías
Masas

Hojaldre casero

¿Os atrevéis a hacer hojaldre casero?

Confieso que es un poco enretenido de hacer, hay que hacer bastantes pliegues y amasado para que quede muy bien el hojaldre, pero os aseguro que merece la pena, veréis los pastelitos, saladitos, miguelitos y empanadas que despúes podemos hacer, y quedan riquísimos.

¿Me queréis acompañar a la cocina?

Ingredientes:

  • 600gr. de harina.
  • 500gr. de mantequilla.
  • 10gr. de sal.
  • Agua fría (la que admita).

Tiempo: 120 minutos.

Dificultad: media.

Preparación:

Coloca en la encimera o mesa de trabajo la harina haciendo con ella un volcán.

Haz un hueco en el medio y añade un poco de agua, ve removiendo con los dedos cogiendo la harina poco a poco y añadiendo agua, también pon la sal.

Así, agua y harina hasta unirla toda.

Amasa bien con las manos hasta obtener una masa fina y que no se pegue en las manos, si necesitas más harina la añades poco a poco espolvoreándola.

Haz con la masa una bola, tapa con papel film y deja reposar en la nevera de 35 a 40 minutos (este es el primer reposo).             

Pasado ese tiempo, haz un corte a la masa en cruz como véis en la fotografía.                                     

Ahora extiénde la con el rodillo, en partes, es decir de uno en uno los cuatro cortes como si fueran cuatro hojas dejándola bien fina.                                                     

Cogemos la mantequilla en el centro de la masa extendida.       

Envuelve la mantequilla hasta que quede un paquete con la masa.                                                   

Ahora ya puedes empezar a amasar con el rodillo hasta integrar toda la mantequilla en la masa, tiene que quedar bien extendida y muy fina. Doblamos la masa y la metemos en la nevera otros 35 o 40 minutos (1º vuelta).

Sacamos otra vez y trabajamos bien la masa con el rodillo, ahora ya tenemos la mantequilla integrada en la masa.

Hacemos la segunda vuelta, esta vez doble, y otra vez a la nevera, y así repetimos una tercera vez.

Sacamos la masa, la estiramos con el rodillo y dejamos un grosor de 1 cm. ahora ya podemos utilizala para hacer lo que queramos con ella, empanadillas, saladitos, miguelitos, pasteles, etc.                 

Es trabajoso, no lo niego, pero ya veréis lo exquisito que queda todo.

Sugerencia:

Si queréis hacer algo rápido, podéis conservarlo en el congelador y sacarlo con antelación a temperatura ambiente antes de utilizarlo o comprarlo refligerado, no es lo mismo, pero también está muy bueno.                                                   www.paladealo.com

 

 

 

 

Por Paladéalo

Hola amigos. Me llamo Rocío y uno de mis placeres es cocinar. También me gusta escribir. Tengo publicado un libro de recetas que se llama ¡A la mesa! Son recetas sencillas, caseras de las de toda la vida, de abuelas, de madres, de esas que a todos nos gustan. Aquí, en el blog, iré editando y publicando mis recetas. Espero que sean de vuestro agrado. Gracias por acompañarme a la cocina 🤗