Categorías
Guisos

Potaje de garbanzos y bacalao

Aunque este potaje es muy típico hacerlo en Cuaresma, es un plato que viene bien en cualquier momento del año, especialmente en invierno.

Es una receta bastante completa, por lo que puede servir perfectamente como plato único.

Os recomiendo que tengáis un buen sofá a mano para echar una buena siesta al terminar, os va a dejar muy satisfechos.

 

Ingredientes: (5 personas).

  • 500gr. de garbanzos.
  • 1 lomo de bacalao en trozos.
  • 500gr. de espinacas.
  • 500gr. de anillas de calamar.
  • 5oogr. de almejas.
  • 1 puño de arroz.
  • 1 cucharada de pimentón dulce.
  • 2 huevos cocidos.
  • 1 cucharada de harina.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Agua:
  • 1 cebolla.
  • Ajo.
  • Perejil.
  • 2 hojas de laurel.

Tiempo: 90 minutos.

Dificultad: media.

Preparación.

Antes de empezar a cocinar, deja los garbanzos en agua templada a remojo durante la noche anterior.

Y echa un puñado de sal para que los garbanzos queden más suaves.

Desala el bacalao: Déjalo en un recipiente con abundante agua fría desde la noche anterior.

Puedes cambiar el agua varias veces. finalmente lávalo antes de empezar a cocinarlo, para acabar de retirar todos los restos de sal.

Cuece las espinacas en agua, escurre y reserva.

Cuece los huevos y resérvalos.

En una olla se pone agua a calentar, se echan los garbanzos lavados, los calamares, la cebolla (picada). el ajo, el perejil y el bacalao, reservando algún trozo para más tarde.                     

Cuando comience a hervir (desespuma con una espumadera), es decir, quitar la espuma que se forma.

Cerramos la olla y dejamos cocer durante 45 minutos en olla normal, si es rápida dejar la mitad de tiempo.

Pasado ese tiempo, se abre la olla y se añaden las almejas lavadas y el arroz.

En una sartén se pone aceite, se fríen los ajos en láminas, se pasa el bacalao por harina y se fríe (vuelta y vuelta) y se incorpora a la olla.

En el aceíte restante se echa una cucharada de harina y unacucharadita de pìmentón, con cuidado que no se queme, vierte todo en la olla.

Coge un poco de caldo y disuelve las yemas de los huevos ya cocidos con la ayuda de la mano del mortero, e incorpóralo a la olla.

Añade la sal y las espinacas ya cocidas y escurridas y déjalo cocer todo otros 10 minutos, añade más agua si fuese necesarío.

Por último, pica el huevo duro para adornar.

Sugerencia:

Puedes hacer un par de raciones más y déjalas para el día siguiente.

¡El potaje del día despúes está mucho más sabroso!

www.paladealo.com

 

Por Paladéalo

Hola amigos. Me llamo Rocío y uno de mis placeres es cocinar. Tengo publicado un libro de recetas que se llama ¡A la mesa! Recetas sencillas, caseras de las de toda la vida, de abuelas, de madres, de esas que a todos nos gustan. Aquí iré editando y publicando mis recetas. Espero que sean de vuestro agrado. Gracias por acompañarme a la cocina 🤗